Comunic-Acción

ENTRADA BLOG

Cuando decides realizar intervención en el entorno natural de una persona para proponerle mejoras en su calidad de vida, descubres un mundo mágico. El destino me llevó hacía este mundo mágico hace un tiempo y desde entonces no he dejado de aprender cada día cientos de cosas.

Comunic-Acción es el nombre de un proyecto que nació en ese mundo  con infinidad de posibilidades. Es el significante que elegí para tratar de nominar sentimientos como ilusión, motivación, ganas de trabajar, …. Comunic-Acción no es solo ir a un domicilio a realizar terapia durante una frecuencia y tiempo estipulados. Para mi es mucho más que eso.

Comunic-Acción nace para acercarse al entorno directo de la persona que sufre afasia y buscar vías que le permitan mejorar su comunicación. El objetivo primario de todo este proyecto es que la persona afectada por la afasia recupere un rol dentro de su entorno y gane funcionalidad para poder comunicar el máximo número de ideas posibles. Encontrar estrategias que permitan al paciente y a su entorno entenderse de algún modo y ver la manera más ecológica de poner en práctica  esas estrategias de una forma realista. Unas veces, consigues involucrarte en el entorno y otras veces lo tienes más difícil. Como norma general, eres capaz de generar cambios positivos tras tu intervención.

Cada vez que comienzo una nueva intervención, cada nuevo reto que me propongo me planteo preguntas necesarias en el abordaje del problema que padece la persona que tengo delante. Esas preguntas, y muchas más, suponen unos pilares básicos en el tratamiento. Me hago mil preguntas con cada paciente pero te pondré un ejemplo de 4 pilares de mi intervención, 4 preguntas generales que intento pensar antes de intervenir (a parte de muchísimas más):

GANAS DE HABLAR. ¿Qué situaciones serán las más favorecedoras para que una persona tenga más por comunicarse? En mi día a día, con amigos, compañeros o desconocidos, me fijo que existen diferentes momentos que propician nuestro silencio o una explosión de habla. Pasear, conducir, visitar lugares, manejar un teléfono, visualizar fotos, comer churros con chocolate, tomar una caña….Momentos en los que suena un “click” en nuestro cerebro y nos abrimos frente a nuestro interlocutor. Busco constantemente esos momento en mis pacientes. Esos momentos están su entorno, en su día a día y aparecen.. Es una gozada vivirlos… Tuve una vivencia con un paciente en la que un paseo por su barrio le generaron más ganas de hablar al llegar a casa. Otro paciente tuvo ganas de hablar mientras lo trasladaba en coche a un centro comercial. En otra ocasión, tan solo ver un partido de fútbol arrancaba el lenguaje de mi paciente.  Un paciente deseaba que los viernes fuéramos al bar con un grupo de personas para ponerse a hablar sin freno.Esos momentos son idóneos para entender la comunicación de nuestros pacientes, orientar a su entorno y valorar estrategias susceptibles de trasladar a otras situaciones similares dentro de su día a día.

EXPERIENCIAS VERBALES FUNCIONALES. Fruto de tareas índole cognitivo obtenemos listados de palabras que el paciente puede recuperar con más o menos ayudas. Qué tal si obtuviéramos un listado de palabras plenamente funcionales en su entorno y, después del trabajo cognitivo, intentáramos simular situaciones donde aparecieran para garantizar su aprendizaje. Cree un registro donde intento ver si ese listado de palabras aumenta y si la necesidad de ayudas por parte del entorno cambian. Es una buena manera de cuantificar avances y ver si las cosas se generalizan o no. Intentar dar funcional a esas palabras que hemos estado trabajando con el paciente da bastante sentido a lo que hacemos.

SITUACIONES COMUNICATIVAS. El entorno te permite crear conversaciones con familiares, llamadas de teléfono, visitas a amigos, paseos con saludos infinitos, la realización de compras de objetos de la casa,… Me parece muy necesario intentar aumentar el número de veces que el paciente consigue comunicarse. Participar en su día a día, poder elegir, sentirse activo. Te cambia la cara cuando vives estas cosas.

ENTORNOS. Cada persona tiene decenas de entornos. Unos más importantes que otros, pero ahí están. No solo hay que intervenir en la casa del paciente. La intervención se extiende a la casa de su hija/hijo, al bar, al supermercado, al parque, al lugar de trabajo, al centro de ocio, al ayuntamiento o al colegio de su hijo/nieto/sobrino.

El trabajo en el entorno es maravilloso. En él podrás encontrar todo el material necesario para llevar a cabo una intervención. Siempre digo que el entorno del paciente es como vivir en un enorme “Lecto-Foto” personalizado. En su entorno está su motivación, sus ganas de hablar, su gente. El entorno nos hace movernos. El entorno es Comunic-Acción.

Anuncios