20000 visitas…

20000.jpg

Desde que, a mitad del año 2014, este blog comenzara su andadura, no ha parado de crecer y de recoger satisfacciones.

A día de hoy, es un orgullo haber alcanzado 20000 visitas. Para mí, era inimaginable llegar a esta cifra tan maravillosa. Y es que los datos hablan por sí solos y me dan razones para estar contento con este proyecto:

  • Logocerebral ha generado un total de 80 entradas.
  • A día de hoy, cada una de las entradas publicadas es leída por, al menos, 150 personas en su primera semana de publicación.
  • Las entradas de Logocerebral son compartidas a través Twitter, Linkedin, Google+ y Facebook y Whatsapp de forma habitual.
  • Logocerebral cuenta, además, con 4 paginas de difusión de contenido de diversa índole que son frecuentemente visitadas.
  • España es el país que más lee las entradas de Logocerebral, seguido de Colombia, Argentina, México, Chile, Estados Unidos y Perú. Tambien se registran lecturas de otros países de la Unión Europea como Italia, Suiza, Portugal o Reino Unido.

Logocerebral es un blog de difusión de aspectos de Neurorehabilitación, focalizado en la intervención logopédica centrada en la persona y su entorno. La intervención en personas con afasia, con disfagia y la Enfermedad de Huntington son sus temas centrales.

Desde la dirección de correo electrónico (logocerebral@gmail.com) se ha contestado a diversos profesionales con dudas acerca de estos temas ofreciendo ayuda en todo aquello que un servidor podía contestar.

Este avance en el número de lecturas coincide con el hecho de haber materializado mi proyecto de intervención logopédica en personas afasias centrada en sus entornos (en este enlace encontrareis un breve resumen de dicho proyecto, a día de hoy, una realidad Intervención a personas con afasia en el entorno).  Actualmente, se lleva a cabo esta intervención atendiendo a personas adultas con dificultades de comunicación y/o lenguaje en la zona de la Sierra Noroeste de Madrid.

Logocerebral ya no solo es un blog de divulgación de diferente temática de Logopedia Neurológica. Se trata de un espacio para poder llevar a cabo intervenciones reales en personas con afasia. “Si amas tu trabajo, ninguna mañana tendrás que ir a trabajar“. Poder haber llevado a cabo la idea de intervención que uno cree que puede ser efectiva y materializarla es la mayor fortuna con la que uno puede contar.

Logocerebral, además, a lo largo de este año, ha llevado a cabo diversas formaciones en cursos de especialización y Posgrado, aprendiendo en cada una de ellas de un alumnado impresionante.

Tambien en el campo de la Disfagia he podido aportar mi granito de arena con la mitad de un proyecto novedoso que busca ofrecer técnicas de Análisis del Alimento y hacer uso de Técnicas de Cocina Molecular aplicada a la Disfagia. El objetivo: que la persona que padece disfagia vuelva a Participar en su vida. Aqui en este enlace accedereis a dicho proyecto. Disfagia con Gusto: de la Deglucion a la Participacion

¿ Se puede pedir más? Pues continuar disfrutando de lo que hago con la mayor felicidad.

20000 gracias a tod@s.

Objetivos realistas, tratamientos funcionales…

smart.jpg

Dado que parece estar claro que es importante llevar a cabo intervención centradas en la persona, es importante conocer la planificación de objetivos SMART.

Pero, ¿qué es eso de objetivos SMART?. ¿Se trata de una técnica novedosa?.Noooo. Al igual que pasa con otros conceptos, éste no tiene nada de nuevo. Revisemos un momento su historia.

Para saber más sobre ellos tenemos que remontarnos a la década de los 60, año de profundo cambio donde se estab renovando los paradigmas de la gestión empresarial. Parece ser que  las nuevas generaciones de managers comenzaron a rebelarse contra la estricta jerarquía imperante en las organizaciones y exigían más autonomía para operar. En este marco se avanza con la gestión por objetivos.  El acrónimo SMART habría sido acuñado por G. T. Doran en su artículo de 1981 en Management Review, aunque hay cierta evidencia de que podría haberse empleado anteriormente de manera informal. Como sea, las ideas principales estaban flotando en el ambiente desde hacía un par de décadas y fue Doran quien las sintetizó en su acrónimo, el cual significaba lo siguiente:

Specific (Específico) 

Measurable (Medible) 

Assignable (Accesible)

Realistic (Realista) 

Time related (En un marco temporal) 

Parece una metodología muy adecuada para poner en práctica en nuestro tratamientos. Normalmente, tenemos tendencia a planificar objetivos basado en lo cualitativo, lo cual puede desorientar a la persona. Si yo me planifico como objetivo a tres meses, por ejemplo, “mejorar el lenguaje”, pudiera ser que pasado ese tiempo se genere controversia cuando intente hacer ver a la persona en cuestión que dicho objetivo se ha cumplido (con toda razón el podría decirme que su lenguaje está alterado). Ésto pasa aún.

En cambio. Todo sería diferente si a esta misma persona le planteo un objetivo cuantificable, más realista y accesible a sus capacidades (por ejemplo, aumentar número de palabras utilizadas, mejorar tal índice de cual prueba, verificar un número de elementos en su estructura oracional habitual,…)

Cuantifiquemos. Hagamos más simple nuestro objetivo de trabajo para que la persona que lo tiene que lograr lo entienda. Hablemos en el mismo idioma. Un idioma motivante que nos guíe, a la persona que recibe el tratamiento y al que lo crea, para tener más claro hacia donde vamos de una manera realista.

P/D: La información histórica de los objetivos SMART la he extraído de diferentes página web, tales como: ivanmb.com / tribescale.com / pymerang.com

Influencia del contexto en las palabras….

move.png

Lenguaje, acción. Términos que van de la mano, lo quieran o no. El individuo no es un elemento pasivo del entorno. Actúa y se relaciona con él. El individuo a través de su lenguaje logra participar en el entorno y alcanzar metas, a su vez el entorno es un factor a tener en cuenta a la hora de elaborar el lenguaje. Es interesante trabajar con las personas con afasia en sus entornos y reflexionar acerca de estas cosas. No quiere decir que el único lugar de trabajo con una afasia sea su entorno, también hemos de planificar tareas en lugares controlados.

Uno se fija en si mismo y se da cuenta que cuando explora el lugar en el que se encuentra los objetos y personas que hay en él no pasan desapercibidas. Me sorprende darme cuenta que, en muchas ocasiones, conformamos nuestro lenguaje en base a los elementos que encontramos en ese contexto (desde luego no se puede negar esa influencia en nuestras palabras)

Os contaré dos curiosidades, una acerca de la influencia del contexto y la otra referida a relaciones entre el lenguaje y reacciones relacionadas con el movimiento.

El contexto parece influir en la construcción sintáctica de una oración. Spivey y Tanenhaus en “Syntactic ambiguity resolution in discourse: modelling the effects of referencial context and lexical frequency” (1998) llevan a cabo experimentos en los que se pone a la vista del sujeto diferentes objetos y se ve que el sujeto tiene preferencia por una u otra estructura sintáctica según la disposicion espacial de dichos objetos. En este punto sería interesante prestar atención a la influencia del sistema visual a la hora de generar una u otra estructura sintáctica y no solo hablar de contexto. Ésto puede dar pie a grandes debates

El movimiento de la persona en su entorno o participación también  pudiera influir en la capacidad para generar mensajes o construir oraciones nuevas. Cada vez hay más trabajos que hablan de la activación de neuronas motoras tras recepcionar verbos vía oral (véanse trabajos de F. Pulvermuller, F. Cuetos o H. Herrera, unos máquinas todos). Por esta vía andan los trabajos de Tajtana A Nazir en “Word-Induced Postural Changes Reflect a Tight Interactiocn Between Motor and Lexico-Semantic Representations”, donde incluso se relacionan reacciones automáticas corporales previas al movimiento en diferente léxico que simboliza ese movimiento. Es muy interesante comenzar a ver esa relación existente y conexión neuronal entre las palabras y los propios movimientos que simbolizan. Es interesante conocer más estudios de Tajtana A. Nazir, ya que, si bien es cierto que la forma en llevarlos a cabo es mejorable, considero que aporta una idea muy interesante para la facilitación del análisis del lenguaje y su intervención.

Existen muchísimos más artículos por esta línea y os animo a indagar sobre estos temas. Por hoy solo estas dos curiosidades.

Cuando comer y beber no es placer….

fullsizerender-1

Hoy, 6 de Marzo, es el Día Europeo de la Logopedia.

En primer lugar quiero felicitar a todas mis compañeras y compañeros logopedas  en nuestro Día. Es nuestro día, disfrutémoslo.

Pedro, Ana, José, Alfonso, Carmen, Marta parecen nombres aislados pero tienen algo en común. Un día despertaron en un hospital y, desde ese momento, su laringe les enviaba ciertas sensaciones negativas durante todo el día. Tener la sensación de ahogarse ante cada cúmulo de saliva o desconocer porque no eres capaz de deglutir un trago de agua son situaciones que hasta que uno no las vive no sabe hasta que punto es de importante un control adecuado de la deglución por parte de su cerebro.

Disfagia, les dijeron. Por si había dudas se lo escribieron en el informe. Se les olvidó explicarles la enorme extensión de ese término a la vida real y su participación en la misma. La sociedad les devolvió a su casa. Les habían salvado la vida pero esa vida estaba lejos de ser la que se imaginaban encontrar.

Gestos tan agradables como buscar en una carta de un bar, servir agua al restos de comensales o, simplemente, volver a comer su plato favorito el día de su cumpleaños desaparecieron de sus vidas. Lo que inicialmente “solo” era descrito como una “incapacidad para deglutir el bolo alimenticio” era una incapacidad total para volver a recuperar un rol dentro de sus vidas. Tragar no es lo mismo que Comer.

No me cansaré de decirlo.Permítanme mi gente que hoy agrande la definición de nuestras competencias en disfagia. El logopeda es el profesional encargado de facilitar la participación de la persona que padece disfagia en su vida. Cada persona es el protagonista de su vida y tenemos las herramientas suficientes para poder lograr que una persona vuelva a disfrutar en el arte de comer.

Comer es un placer. No solo hemos vaanzado en técnicas activas donde el paciente recupera la movilidad de sus estructuras orofaciales. A día de hoy, el logopeda es capaz de elaborar un perfecto análisis del alimento para calibrar unas pautas personalizadas de manejo seguro del alimento así como de buscar estrategias que faciliten a la persona la elaboración de platos adaptados, creativos y Palatables (esta la pongo con mayúscula).

Nunca dejemos de sentir empatía por aquella persona que, de pronto, una día vió que su respiración se entreorta cada vez que tiene que tragar y que, además, fue desplazado de muchas actividades de la vida diaria por el hecho de necesitar pautas diferentes a las establecidas.

Hoy gritemos alto: “Luchemos por la participación de la persona con disfagia en su vida. Ayúdémosle a COMERSE el mundo”.

Bendita mi suerte de ser logopeda.